En la fase final del mercado de invierno, la directiva del Valencia rechazó la posibilidad de dar salida a Crstiano Piccini. Según cuenta Marca, aunque recibió una interesante propuesta de cesión con opción de compra que podría haber dejado unos 11 M€ en las arcas (1 M€ por el préstamo más otros 10 M€ por la compra definitiva), la entidad che dijo no porque ya no disponía de tiempo material para fichar un recambio de garantías. Aunque no desvela la identidad del remitente, el rotativo sí explica que se trataba de un conjunto londinense que milita en la zona media de la Premier League (West Ham United o Crystal Palace).

Aunque el carrilero diestro ha mejorado notablemente sus prestaciones en las últimas semanas, no sería descartable que el combinado valencianista cambie de parecer en verano, ya que el jugador podría ser una interesante fuente de ingresos. Además, el transalpino nunca ha escondido su deseo de recalar en las islas.