El Submarino anunció este lunes las renovaciones de Mariano Barbosa hasta 2020 y Rodrigo Hernández hasta 2022. El guardameta ha tomado importancia con las lesiones de Sergio Asenjo y Andrés Fernández, pasando de ser el tercer portero al guardameta titular. Sus buenas actuaciones le habrían avalado para que el Villarreal prolongue su contrato.

En el caso de Rodri, a sus tan solo 21 años, el futbolista parece ser el nuevo elemento de futuro que ha brindado la cantera grogueta. Internacional con la Sub-21 española, su irrupción en el centro del campo del Villarreal ha sido una de las mejores noticias del último año, que con la ausencia de Bruno ha sido esencial y el jugador ha demostrado calidad de sobra para ser importante. El club amarillo se ha movido rápido y ha cerrado una renovación determinante para ellos.