A lo largo del cada vez más cercano mercado invernal, el Villarreal dará salida a, según cuenta el diario As, un par de futbolistas que apenas entran en los planes de Javi Calleja: el centrocampista Mauel Iturra y el delantero Nicola Sansone.

El chileno, de 34 años, fue reclutado el pasado verano para cubrir una posición, la de mediocentro, que había quedado seriamente diezmada por las lesiones. Tras la recuperación de Santiago Cáseres y Javi Fuego, el club entiende que ya no tiene sentido retenerle y hará todo lo posible por buscarle una salida. México podría ser su destino.

En el caso del punta, regresar a Italia parece la opción más viable. En verano, el transalpino ya estuvo a punto de volver a su país, pero las negociaciones con sus diversos pretendientes no llegaron a buen puerto. Ahora que el futbolista es consciente de su papel secundario en el equipo, el cambio de aires parece ya inevitable.