Su nombre es Alan Franco y actualmente actúa de central en las filas de Independiente de Avellaneda. Allí, a sus tan solo 21 años, y con futuro prometedor por delante, se ha hecho con el puesto de titular, donde ya ejecuta acciones más propias de un veterano que de un chico que hasta hace poco más de un año aún seguía en las inferiores del cuadro argentino.

Estas condiciones habrían llamado merecidamente la razón del Villarreal, quien busca refuerzos en la zaga y que, según Radio La Red, estaría dispuesto a depositar 10 M€ para incorporar al joven futbolista. Este tiene contrato en vigor hasta 2022 con la entidad de Avellaneda y una cláusula de 20 M€. El interés de otros clubes, como Inter de Milán, quien se especula que también sigue al jugador, puede encarecer un traspaso que está en el aire.