Uno de los jugadores que el West Bromwich Albion ha tenido a prueba en sus filas con el objetivo de incorporarlo a la plantilla ha sido el centrocampista Mohamed Sissoko. El futbolista de Malí se encontraba entrenando con el cuadro británico tras quedar desvinculado del Shanghai Shenhua y estaba a expensas de que el club le comunicara una respuesta.

Pues bien, el West Brom ha decidido no fichar al jugador de 31 años por no presentar su mejor estado de forma: «Es difícil, si hubiera venido al comienzo de la pretemporada, hubiera estado al mismo nivel que el resto. Le juzgamos cuando lleva dos meses por detrás de los otros», aclara el técnico Dave Kemp.