Los problemas económicos que asedian al West Ham han obligado al conjunto londinense a colgar el cartel de rebajas. Según publica el Daily Mirror, los hammers están dispuestos a deshacerse de hasta siete importantes jugadores de su plantilla para hacer frente a la falta de liquidez que sufren sus propietarios islandeses y a los costes de la inminente batalla legal que les va a enfrentar con el Sheffield United, por el polémico fichaje de Carlos Tévez.

Los jugadores que pueden abandonar Upton Park en el mercado de invierno son los zagueros Calum Davenport, Danny Gabbidon y Jonathan Spector; los centrocampistas Nigel Quashie y Lee Bowyer, y los delanteros Dean Ashton y Luis Boa Morte.