Sin equipo desde que acabara su aventura en el Zenit de San Petersburgo, André Villas Boas es uno de esos entrenadores que de forma recurrente son vinculados con varios clubes. Aunque en este caso el portugués suena mucho para un Olympique de Marsella que acaba de cambiar de manos, ya que es visto como el hombre idóneo para este proyecto.

Aunque no son los franceses los únicos que lo siguen, porque el Wolfsburgo también suena como posible destino para el luso. En las últimas horas este club anunciaba el cese de Dieter Hecking, y ya suena el ex del Chelsea y Tottenham con fuerza como su posible recambio, según afirma el diario Bild.