«No es momento de comparar. Para nosotros el mejor es Messi, pero Modric es un gran jugador y ha hecho un gran año. Hace años no había tantos premios ni tanta prensa. Ahora todo se ha magnificado. Cada gala es un autohomenaje para quien lo organiza. Puede venderse. Y cada vez hay más polémica porque también tiene su vidilla. Hay excesivo ruido. Cada vez es más show business».

Así ha hablado Ernesto Valverde hoy en sala de prensa sobre el premio The Best que ayer la FIFA entregaba a Luka Modric y del que Messi estaba ausente entre los tres candidatos. Además de dejar entrever que mañana puede seguir con las rotaciones, el preparador ha hablado de la polémica con el VAR por la expulsión de Clément Lenglet.

«Todos queremos la tecnología para que el fútbol sea más justo en situaciones clarísimas. Quería ver si paraba mucho el juego o no. Hay partidos que sí y que no. Tiene cosas que me gustan, porque hay una segunda visión en jugadas decisivas, y otras que no tanto. ¿Por qué tiene importancia la expulsión y no una falta en el borde del área? No veo clara esa diferenciación. Sí hay un punto más de justicia y no se están alargando tanto los partidos», afirmó el entrenador.