Nos llega una curiosa noticia tras este parón de selecciones, y es que la federación de Eslovenia ha decidido cesar de sus funciones a su seleccionador, Tomas Kavcic. El motivo son unas declaraciones que realizó en Ekipa sobre el portero del Atlético de Madrid, Jan Oblak, en las últimas horas.

«Lo necesito, hay gran necesidad de él, todas las puertas aún están abiertas, tienen que estar abiertas, pero quiero hablar con las personas a la cara, con todos, y él no me habla. Jan... Muy bien, está tan engañado, conozco a este chico desde que tenía 16 años. Qué tristeza ... Él es mi gran derrota personal. A pesar de todo, no hablé de él antes de estar con el presidente y me contaron sus palabras. Nunca hablé y él dijo mentiras desde Madrid sin hablar conmigo. Nunca dije nada, no tiene sentido. Pero sigo diciendo: Eslovenia lo necesita a pesar de todo», afirmó el ya ex seleccionador.