En su desesperada lucha por evitar el descenso, el Espanyol intentó, sin demasiado éxito, reforzar su plantilla con el joven Ragnar Sigurdsson (22 años), zaguero islandés que milita en el IFK Göteborg sueco y por el que los periquitos llegaron a ofrecer, según el diario Aftonbladet, algo más de 1,5 M€.

Aunque el conjunto nórdico rechazó la oferta, el internacional (11 veces) acaba de reconocer que no descarta abandonar la Allsvenskan el próximo verano para recalar en un conjunto de superior categoría.« Ahora estoy centrado en el Goteborg, pero por supuesto que tengo grandes metas. Yo quiero jugar lo más arriba posible, para ver hasta donde puedo llegar. Si llega alguna oferta buena este verano, entonces, por supuesto, estudiaremos la posibilidad».

Para que el conjunto blanquiazul tenga opciones de fichar al central deberá permanecer, por tanto, en la máxima categoría, al igual que Blackburn Rovers y Newcastle, los dos conjuntos de la Premier League que pretenden al jugador y que también coquetean con el descenso.