Después de dos temporadas defendiendo los colores de un Espanyol donde su importancia ha ido en franco descenso, el centrocampista de 29 años Cañas abandonará la disciplina del Espanyol para poner rumbo a Grecia. Sin hueco en el equipo de Quique Sánchez Flores, el jugador hará las maletas para sumarse al proyecto del PAOK de Salónica.

Junto al ex del Swansea, otras de las salidas en las que trabaja el cuadro catalán son las de Mamadou (cedido a la escuadra belga del Eupen) y Thievy, que ya el pasado curso defendió los colores de Granada y Reims.