El parón de selecciones siempre es un condicionante aliado para que las directivas de los clubes se reúnan con los altos mandatarios con motivo de planificar o retocar, ciertas cosas que no están funcionando o que sean necesarias tratar. En este aspecto, el Espanyol aprovechará el parón reciente para tratar de lavar la imagen de un equipo que no está viviendo una temporada plácida precisamente.

Los directores generales del club, Óscar Perarnau (deportivo) y Roger Guasch (corporativo) se reunirán en los cuarteles generales de Rastar Group en China con el presidente y máximo accionista del Espanyol, Chen Yansheng, según As. El objetivo principal es preparar el desembolso de cara al mercado de invierno, puesto que la situación actual del equipo en Liga (penúltimo en zona de descenso) no es la más favorable para las pretensiones pericas.