La situación de David López es algo confusa. Por un lado, este ha sido vinculado como una de las posibles ventas del Espanyol con ánimo recaudatorio y, sin embargo, su salida no apunta a concretarse ante la falta de pretendientes que poco a poco se han ido cayendo de la lista al concretar otras opciones. Por su parte, el vestuario ha salido a remar en favor de su continuidad, algo que se habría encargado de enfatizar Víctor Sánchez en las páginas de L’Esportiu:

«No sería bueno para el equipo que él se fuera porque es un futbolista que tiene una jerarquía clara y es uno de los ejes del equipo. Encontrar un defensa de garantías como él es complicado [...] sería un golpe durísimo y no sería positivo para el equipo. Espero que continúe, con su regreso hemos ganado mucho en la salida de balón, sentido táctico y ayudas a los compañeros. Es un pilar básico».