Thievy Bifouma ya sabe donde jugará, por lo menos hasta final de temporada. El delantero se marcha al Stade Reims después de no entrar en los planes de José Ramón Sandoval en el Granada y de no ser una opción valorada por Constantin Galca en el Espanyol.

De este modo, el delantero congoleño de 23 años afronta esta nueva etapa con el objetivo de poner fin a esa fama de díscolo y buscará encontrar su sitio en un equipo que actualmente pelea por no descender a la Ligue 2.