La más que probable marcha de Roberto Jiménez al término de su actual contrato (finaliza el próximo mes de junio) ha resultado decisiva para que la directiva del Espanyol establezca firmes contactos con, según cuenta Marca, un arquero al que consideran idóneo para ocupar su espacio, el navarro Álex Remiro.

El cancerbero, de 23 años, queda libre el verano que viene, por lo que podría aterrizar en el cuadro perico sin coste alguno. La idea de los blanquiazules es que el meta termine de formarse junto al veterano Diego López y pueda incluso discutirle la titularidad en un breve espacio de tiempo. En la actual temporada, el de Cascante no ha disputado ni un solo minuto y es, a día de hoy, el tercero portero de un Ahtletic Club que ha decidido relegarle a un segundo plano tras constatar que no tiene intención de ampliar su compromiso.