Como cabía esperar, Javi Calleja se mostró muy contrariado por lo ocurrido a lo largo de los 90 minutos de un choque en el que el Villarreal nunca pudo soñar con la remontada ante el Olympique de Lyon. «Ellos han tenido más acierto en el área rival. Nosotros no hemos podido mostrarnos superiores en el área. Nos ha faltado frescura y la toma de decisiones no ha sido buena. Atrás hemos estado bien, pero en el otro área hemos tenido ocasiones, pero no hemos marcado», explicó.

Aunque no quiso esconderse tras esa circunstancia, el preparador sí reconoció que la marcha de Cedric Bakambu explica en gran medida el bache en el que se encuentra inmerso la entidad. «Ojalá pudiera echar las cosas hacia atrás. Me centro en lo que tengo. Es un gran jugador, pero ya no está. Nos falta puntería, pero no podemos materializarla. Cedric no va a volver o eso pienso», aseveró.