Aunque ha logrado meter a su equipo en la siguiente ronda de la Europa League como primero de grupo, el técnico del Athletic Club, José Ángel Ziganda, se mostró más bien tranquilo al analizar lo ocurrido en el choque ante el Zorya Luhansk. «Sabiendo de dónde venimos y cómo estamos, para nosotros era muy importante ganar este partido y superar la fase de grupos, y también dar continuidad al buen partido que hicimos el sábado (empate ante el Real Madrid). No íbamos a ponernos excusas de ningún tipo. Ni el frío ni el campo. Era pasar o no pasar. Al principio nos ha costado, pero al final nos hemos hecho con el control del partido. Sabíamos a qué veníamos aquí y estamos contentos», indicó.

Tal vez por eso, porque entiende que su escuadra sigue inmersa en un profundo pozo, el Cuco quiso dejar claro que está más preocupado por el partido del próximo domingo ante el Levante que por el sorteo de dieciseisavos de final. «Más que en el sorteo estamos pensando ya en el domingo», espetó en declaraciones a Bein Sports.