Autor de los dos primeros tantos del Atlético de Madrid, los que sirvieron para encarrilar la victoria en la final de la Europa League, el galo Antoine Griezmann pasó por los micrófonos de BeIN Sports al término del choque y aseguró sentirse muy feliz por el hecho de haber logrado el segundo título de su carrera profesional. «Me fui de casa con 14 años porque quería ganar copas, ésta es la segunda con la Supercopa de España y ojalá puedan ser más», aseveró.

El delantero reconoció que, pese a que el rival se lo puso difícil en los minutos iniciales, el combinado colchonero acabó imponiendo su estilo. «Son un equipo ofensivo, trabajan muy bien, nosotros a lo nuestro, defender bien, ser un equipo duro y aprovechar el error», aseguró antes de dar la fórmula mágica para definir en los momentos clave. «La confianza, la sangre fría», concluyó.