Por el hecho de haber anunciado ya su marcha del Atlético de Madrid al término del presente curso, este título de Europa League tiene para Fernando Torres un valor muy especial. «Es un día para celebrar y para mí, un final fantástico. Es una felicidad difícil de explicar. Es un sueño hecho realidad. A nivel sentimental coloco este título en lo más alto. Cada uno tiene un sueño de pequeño y este era el mío», aseguró al término del choque.

Eso sí, en un día tan especial, el Niño quiso dejar claro que nada habría sido posible sin el buen trabajo que viene realizando el equipo durante los últimos tiempos. «Este grupo ha cambiado la historia del Atlético. Esto es el comienzo de algo mucho más grande», añadió.