A José Ángel Ziganda no le quedó más remedio que agachar la cabeza y reconocer la superioridad de su rival en sala de prensa. El técnico del Athletic Club se mostró moderadamente contento por el punto obtenido, pero muy preocupado por la pésima imagen ofrecida por los suyos. «Si es por méritos, juego, ocasiones, dominio y control el punto es bueno. A partir de ahí, no nos vamos contentos porque queríamos ganar y por el partido realizado. Ha sido un paso atrás después de los dos últimos encuentros que habíamos hecho . Pensando en dónde estamos y dónde queremos ir no nos vamos satisfechos porque hemos concedido demasiado. Nos vamos tristes porque pensamos que tenemos mucho más de lo que hemos dado en esta ocasión (...) Hemos estado fuera del partido. No hay explicación, pero ellos han sido superiores en todas las fases», explicó.

Es más, el entrenador dejó claro que ahora mismo está más preocupado por devolver la identidad a su desnortado equipo que por clasificarse para la siguiente ronda del torneo. «Me preocupa el juego que no hemos hecho hoy. Sé que si ganamos el próximo día nos metemos otra vez porque dependemos de nosotros. Pero para ganar el próximo día hay que saber que el nombre no es todo y que por el mundo hay mucha gente que juega muy bien al fútbol. Tenemos que mejorar, pero estoy convencido de que si ganamos el próximo día vamos a tener muchísimas posibilidades», aseveró.