La Selección Española Sub’21 se ha impuesto (2-0) a la República Checa en el segundo partido de la fase de grupos del Europeo que se disputa estos días en Dinamarca. El combinado que dirige Luis Milla se ha impuesto a un equipo que llevaba dos años invicto gracias al buen encuentro de Juan Manuel Mata y Adrián.

El atacante del Valencia dio las dos asistencias de gol al delantero del Deportivo de la Coruña, que apareció justo cuando se discutía los problemas de este conjunto para ver puerta. Ahora, la rojita deberá vencer a Ucrania el domingo para asegurar su pase a semifinales.