Dispuesto a consolidar su filial en Segunda División, el FC Barcelona sigue trabajando en la búsqueda de jugadores que puedan aportar esa experiencia que cualquier club necesita para sobrevivir en la categoría de plata del fútbol nacional.

Por ese motivo, los azulgranas se habrían interesado ya por el fichaje de Álvaro Vadillo (22 años), centrocampista que tras su estancia en el Real Betis ha logrado dar un nuevo impulso a su carrera en el Huesca. Según cuenta Mundo Deportivo, el cuadro oscense se niega a negociar y remite al Barça al millón de euros que figura en su cláusula de rescisión.

Por otro lado, Estadio Deportivo hace alusión a la posibilidad de que el filial culé pueda dar cobijo a Nahuel (20 años), mediapunta que pertenece a la disciplina del Villarreal, pero que desde el pasado curso y hasta junio que viene debe jugar como cedido en el Real Betis.