El desorbitado precio que está dispuesto a pagar el Liverpool por el guardameta brasileño de la Roma (75 M€) promete marcar un antes y un después en el mercado de porteros, donde nadie se había dispuesto a pagar tal cantidad por un arquero. Esta transacción va a hacer que otros equipos se planten en sus altas demandas a la hora de facilitar su venta, tal y como sería el caso del FC Barcelona.

El conjunto azulgrana tiene en mente la venta de Jasper Cillessen, y cuando su precio podría caer en favor de una negociación, ahora se fortalecería en su alta pretensión que, según recoge Mundo Deportivo, no bajaría de los 30 M€. Los culés no reclamarían los 60 M€ de cláusula de rescisión, pero si esperan llevarse un pellizco particular en un traspaso que no se prevé cerca de completarse.