Uno de los candidatos firmes a abandonar la disciplina del FC Barcelona este verano es Malcom, atacante de 22 años. Sin embargo, y pese a ser vinculado ayer mismo con el Everton, cuenta Mundo Deportivo ahora que la escuadra catalana no ha comunicado esas intenciones al brasileño.

Otro jugador por el que los culés podrían hacer caja es André Gomes, centrocampista portugués de 25 años que está cedido en las filas del Everton. Ha participado en 29 encuentros con los toffees, con los que ya hay contactos para negociar su traspaso.