Durante la tradicional comida y brindis navideño del FC Barcelona con los medios de comunicación, el presidente Josep Maria Bartomeu ha dado su habitual discurso en estas fechas. El 2017 ha sido un año complicado para el cuadro culé, y por ello ha defendido su gestión y la de su junta en este tiempo.

«Ha sido un año intenso, desde el punto deportivo y también social. Estos episodios y dificultades que hemos encontrado, que han sido muchas, nos han ayudado a mejorar y nos han obligado a hacer cambios. El adiós Luis Enrique, la llegada Valverde, las renovaciones de Busi, Leo, Andrés, la salida Neymar convulsa o el proceso de Catalunya que afecta al club y a todos. Son episodios complejos y difíciles que hemos vivido, sabido afrontar de la mejor manera posible. Hemos tomado decisiones, no siempre bien entendidas. Siempre tomadas buscando lo mejor para el club y sus socios», afirmó el dirigente.