En la tradicional recepción de Navidad que el FC Barcelona ofrece a la prensa, hoy su presidente Josep Maria Bartomeu ha hablado del Clásico. El dirigente culé ha sido tajante al afirmar que el encuentro no se suspenderá, además de insistir en el mensaje de tranquilidad y libertad de expresión.

«Está en boca de todos el Clásico del próximo miércoles. Puedo decir que el Clásico se jugará, no se volverá a aplazar. Es una responsabilidad de todos que se juegue. Sabemos que vivimos un momento complejo en Cataluña, pero eso es compatible con el deporte. Nuestro estadio es un espacio de libre expresión, siempre lo ha sido y por eso mandamos un mensaje de normalidad y tranquilidad. El Barça prepara el Clásico con total normalidad. Le decimos a los socios que vengan en familia, con los amigos. Y que gane la deportividad y el apoyo a los jugadores. Entre todos tenemos que hacer que el Clásico sea una fiesta de deporte y de civismo. Que haya paz, tranquilidad», afirmó el dirigente.