Carles Aleñá (21 años) no termina de encontrar su sitio en el FC Barcelona actual. El jugador lleva tiempo reflexionando sobre su situación, y no vería con malos ojos una salida que le ayudara a sumar más minutos de juego para disfrutar y conseguir experiencia. El club considera una buena opción una cesión sin opción de compra, puesto que no está por la labor de desprenderse del centrocampista.

Según Sport, Carles Aleñá saldrá cedido durante el mercado de invierno, con la intención de regresar a Barcelona al término de la temporada. El jugador prefiere salir para aterrizar en un conjunto que compita en la Liga Española. Real Betis, Celta de Vigo, Getafe y Granada estarían interesados en hacerse con los servicios del canterano culé.