Parece que el culebrón de Neymar va para largo. El brasileño anhela volver al FC Barcelona, una entidad blaugrana que desea poder reunir en su parcela ofensiva al mítico tridente que formó con Luis Suárez y Leo Messi. Tampoco se puede pasar por alto la operación de Antoine Griezmann, donde los claros perjudicados serían Philippe Coutinho y Ousmane Dembélé.

Es complicado vaticinar lo que ocurrirá con el futuro de Neymar, tal y como anuncia Le Parisien. El PSG tasó hace poco al carioca en 300 M€, cuando hay que recordar que hace dos años pagó por él 222 M€ (su cláusula de rescisión) para que saliera de la Ciudad Condal. Sigue el tira y afloja entre parisinos y culés, por lo que habrá que ver cómo se desarrolla el mercado veraniego de traspasos para conocer el final de esta larga historia.