Ante el Levante, en Copa del Rey, el gallego Denis Suárez alcanzó su partido número 70 con la elástica del FC Barcelona y reactivó una de las cláusulas que, en su momento, pactó el cuadro catalán con el Manchester City: la de abonar 800.000 euros cada vez que el jugador cumpla un ciclo de 10 encuentros hasta llegar a 100.

Tras este abono, el gasto que ha generado hasta la fecha el centrocampista asciende hasta los 7,4 M€ netos. Según explica As, «al pago inicial de 1,8 millones de euros al Manchester City, se suman 5,6 millones por los 70 partidos jugados, más otros 800.000 euros que estaban estipulados si llegaban al primer equipo. A ello hay que añadir los 3,2 millones pagados al Villarreal para su regreso en 2016 y restar los 4 millones que un año antes pagó el club amarillo».