El FC Barcelona mantiene sus esperanzas con respecto a Ousmane Dembelé (22 años). El extremo sigue recuperándose de su lesión muscular mientras a su alrededor, comienzan a acumularse un sin fin de críticas. Kevin-Prince Boateng (32 años), durante su disimulado paso por el club catalán, llegó a mencionar que «Dembelé es como un niño pequeño. Costó 150 M€ de la noche a la mañana y ni siquiera entiende cómo funciona todo el mundo del fútbol».

Según Mundo Deportivo, tras esas palabras, Leo Messi (32 años) decidió motivar al futbolista con un discurso totalmente opuesto: «Veo que tiene unas condiciones impresionantes, que puede hacer lo que él quiera, que es muy joven y que este año es muy importante para él para dar el salto”. Eso sí, “debe hacer el cambio ese a ser profesional, de ponerse eso en la cabeza, de que sea una meta triunfar en el Barcelona , como él quiere. Como jugador es impresionante». Veremos cuál es la reacción de Ousmane.