«No me sentó bien que la directiva no me dijera que le prometió el ’21’ a De Jong. Lo de cederle el dorsal a De Jong fue algo entre él y yo. Me hubiera gustado un mensaje de la directiva. Le prometieron el dorsal sin avisarme. Me supo mal, no me sentó bien. Yo siempre me he portado bien con el club».

Estas declaraciones de las que se hacen eco medios como Marca son de Carles Aleñá, jugador de 21 años del FC Barcelona que cedió su dorsal a Frenkie De Jong. Lo que en principio parecía un gesto bonito del canterano parece esconder detrás un gran enfado dentro de la plantilla.