El creciente interés del Benfica en el arquero holandés Jasper Cillessen podría resultar determinante para que el FC Barcelona se haga con los servicios de un prometedor futbolista del conjunto lisboeta, el carrilero diestro Joao Ferreira (18 años).

Según ha contado en las últimas horas el periodista Gerard Romero, no sería extraño que en el momento de negociar con los encarnados el traspaso del meta, la directiva azulgrana exija como contraprestación al joven zaguero. Con su fichaje, los culés pretenden reforzar un filial que dirá adiós a Mateu Jaime (ha comunicado que no desea renovar) y al senegalés Moussa Wague, que en caso de no tener sitio en el primer equipo será cedido.