El FC Barcelona parece haber meditado sobre la situación de Rafinha (26 años). El futbolista, en un principio, iba a salir del club blaugrana, pero tras la lesión de Dembelé (22 años) y su buen partido ante el Athletic Club de Bilbao, puede tener un hueco en la plantilla.

Según Sport, el FC Barcelona podría renovarle contrato. Este giro de planes no termina de gustar a un Valencia que buscaba la cesión del centrocampista. De todas formas, Rafinha se mantiene precavido; le gusta la idea de quedarse en el club, pero es consciente de una posible llegada de nuevos jugadores que podrían mandarle de nuevo al banquillo (como podría ser Neymar). El cierre de mercado dirá.