El FC Barcelona estuvo tras la pista de Marco Reus (30 años) en el año que decidieron fichar a Luis Enrique como nuevo entrenador del club blaugrana. Según Mundo Deportivo, la directiva culé le ofreció una plantilla con Leo Messi, Luis Suárez y Marco Reus como referencia ofensiva. Luis Enrique dijo lo siguiente: «Quiero al mejor».

En este sentido se olvidaron de la figura de Reus y acecharon al Kun Agüero (31 años), quien manifestó sentirse encantado de recalar en el FC Barcelona junto con su amigo Messi. No obstante, los negociadores de Barcelona le pidieron algo difícil de cumplir: que se fuera a los Emiratos Árabes a hablar con el jeque para pedirle que le permitiese salir del Manchester City, a pesar de tener contrato, y fichar por el Barça. El Kun no hizo el gesto y se quedó en Inglaterra.

Más tarde llegó Neymar, quien se adaptó a la perfección a un Luis Suárez que arrasó en su primera etapa. En la noche de ayer, con motivo del enfrentamiento entre Borussia Dortmund y FC Barcelona, Marco Reus se salió. El futbolista alemán pudo incluso sentenciar la eliminatoria, pero se encontró con un inmenso Ter Stegen.