Maxime Lopez (21 años), centrocampista francés del Olympique de Marsella, estuvo en un pasado entre los planes del FC Barcelona. Su papel en el conjunto galo le hizo brillar a ojos de varios clubes. Ya le buscaban un hueco entre Andrés Iniesta, Iván Rakitic y Sergio Busquets. El futbolista se veía en el conjunto blaugrana, mas su pérdida de continuidad en plantilla truncó la operación.

«En mi cabeza me dije: eso es, estoy ahí. Y ahí es donde perdí seis meses, me fui, no lo reconocí. Era joven, acababa de hacer una primera temporada, sabemos que amo al Barça, me lo imaginaba demasiado. El fútbol te pone detrás de la cabeza tan rápido. Estas son pruebas de que hoy también soy mentalmente fuerte», reconoció el jugador para Canal Plus. Su posibilidad de competir en la Liga Española sigue en pie. El Sevilla se interesó hace relativamente poco. El Olympique de Marsella ya pusó precio sobre la mesa en un pasado: 35 M€.