Durante las últimas horas, Ernesto Valverde ha concedido una entrevista a los medios oficiales del FC Barcelona en la que además de analizar la marcha del equipo ha abordado otros temas sin duda interesantes. Entre ellos, el posible desembarco de nuevos jugadores durante el presente mercado invernal. «Estamos abiertos a mejorar el equipo, como todos. En la medida de lo posible, lo haremos», admitió..

Además de reconocer que «la marcha de Neymar fue un momento difícil» o que la renovación de Leo Messi «es bueno para el equipo, nos refrenda», el cacereño también se refirió a la situación de Thomas Vermaelen, jugador que ha abandonado la rampa de salida y se ha convertido en una pieza básica en los actuales planteamientos del equipo. «Siempre lo he visto bien. Yo le veía entrenando y siempre le veía bien. Es fuerte y siempre he pensado que nos podía ayudar. Su trabajo está ahí. Además, en partidos complicados. Contra el Valencia o el Madrid. Creo que ha convencido más a la gente que a mí. A mí ya me tenía convencido», explicó.

Igualmente, el Txingurri reconoció sentirse gratamente sorprendido por el gran rendimiento que viene ofreciendo uno de los últimos fichajes de la entidad, el brasileño Paulinho. «Me alegro mucho por él. Cuando llegó, como estábamos envueltos en ese halo de pesimismo, parecía que estaba mal. Es un jugador increíble, con mucha fe. Acompaña el juego y se relaciona bien con Messi y Luis en los últimos metros. Llega a zonas en las que no hay nadie», aseveró.