Neymar sigue deslumbrando en Francia y justificando los 222 M€ que el PSG pagó por él. En su primer partido en el Parque de los Príncipes y ante su nueva afición fue la estrella del equipo, marcando dos tantos y regalando dos asistencias.

Tras finalizar el encuentro se acordó del FC Barcelona y lanzó un dardo a la directiva culé: «estoy muy triste con la directiva del Barça, no son gente que tiene que estar ahí, el Barça merece mucho más», aseguró el internacional con Brasil.