El FC Barcelona cerró ayer su clasificación para los octavos de final de la Champions League tras derrotar al Inter de Milán (1-2) en el Giuseppe Meazza. La directiva culé no desaprovechó el viaje y mantuvo una cumbre con representantes del Sassuolo en la concentración de los jugadores antes de llevarse a cabo el encuentro.

Según cuenta Gianluca Dimarzio, el director deportivo de la entidad neroverdi, Giovanni Carnevali, se desplazó hasta el hotel del conjunto blaugrana para encarrilar futuras negociaciones. Mantiene una relación fluida tras los últimos traspasos (Marlon. Kevin Prince Boateng); Carnevali se ha reunido, por lo tanto, con el vicepresidente Jordi Cardoner y el CEO Óscar Grau. En la mesa suenan los nombres de Carles Aleñá y Riqui Puig como posibles cesiones de cara al mercado de invierno.