El FC Barcelona tuvo en mente a Xavi Hernández como primera opción para sustituir a Ernesto Valverde en el banquillo. De hecho, Eric Abidal entabló contacto físico con él como director deportivo del club. Fue en Doha, donde Xavi le anunció hasta dos veces su negativa para coger las riendas del equipo culé.

Según Mundo Deportivo, tras conocer que Xavi Hernández no sería entrenador del FC Barcelona, se contactó de manera inmediata con Quique Setién. Al parecer, se tuvieron conversaciones con el ex técnico del Real Betis hasta dos meses antes de la destitución de Valverde, justo cuando Bartomeu ya pensaba en su despido. Por supuesto, Quique Setién aceptó la oferta de inmediato.