Al término del choque ante el Eibar, el lateral zurdo Jordi Alba compareció ante los medios para analizar lo sucedido en el choque y reconocer que, por el momento, sigue sin producirse avance alguno en la posible renovación del compromiso que le vincula con el FC Barcelona.

«La renovación sigue igual y al final tampoco sé lo que piensa el club. Estoy tranquilo y ellos tienen que ver si me tienen que renovar y cuando me tienen que renovar. El Barça es el club de mi vida ¿En punto muerto? Sí, ya lo dije. Estoy tranquilo por hacer las cosas bien y tiene que depender del rendimiento que estoy dando. Es decisión del club cuando te tiene que renovar y si te tiene que renovar», indicó.