El zaguero galo Clément Lenglet ha aprovechado una entrevista concedida a TV3 para salir en defensa de su compañero y compatriota Ousmane Dembélé, futbolista al que se le acusa de un comportamiento poco profesional. «Paso mucho rato con él y os puedo asegurar que es una buena persona que nos ha ayudado mucho desde el principio y dará muchas cosas al club. Hay que ayudarlo a crecer como persona y como futbolista, porque todavía es joven y debe aprender. Ahora pasa por un momento un poco difícil, pero está motivado para demostrar que puede competir al más alto nivel», explicó.

Asimismo, el central reconoció que se siente cómodo jugando al lado de Gerard Piqué y que confía en poder convertirse en su heredero. «Jugar con él es un placer y me gustaría ser su sucesor. Pero todavía tengo que hacer muchas cosas para poder serlo. Él ha hecho mucho por este club y ha ganado muchos títulos», indicó.