Durante una entrevista concedida a RAC1, el ariete uruguayo Luis Suárez ha reconocido sin ningún tipo de problema que ve absolutamente lógico que el FC Barcelona reclute un nuevo delantero centro durante el mercado estival. «Uno tiene que asumir el rol, los años y lo que va rindiendo al club. Tener competencia es sano porque todos tenemos el mismo objetivo, que es ayudar al Barcelona. Lo que hay que tener claro es que ni yo digo a quien traer ni nadie dice a quien no traer, ni nada, son decisiones. Siempre se habla más de lo que se tiene que hablar. Lo asumí el año pasado y lo asumo este año, obviamente tienen que traer jugadores, un número 9, porque yo tengo 32 años, cumplo 33 en enero y los años pasan. Hay que traer jugadores jóvenes no para competir conmigo, sino para el futuro del club», aseveró.

Igualmente, el punta avaló el posible regreso del brasileño Neymar y el desembarco de Antoine Griezmann. «Fui un privilegiado de cumplir uno de los mejores años de mi carrera con el mejor jugador del mundo, Leo, y el segundo mejor jugador del mundo, que era Ney. Fue uno de los mejores momentos que viví, que ganamos el triplete, y quién no querría disfrutar de jugadores como Ney, pero pertenece al PSG y son cosas que se hablan siempre en los mercados. ¿Griezmann? Lo que tengo que decir de Griezmann ya lo dije el año pasado, la calidad de jugador que es, pero es un jugador que de momento pertenece al Atlético de Madrid y prefiero no comentarlo tampoco», indicó.

Finalmente, Suárez reconoció que no descarta permanecer en el cuadro catalán hasta el fin de su carrera profesional. «Obviamente sería un sueño terminar la carrera en el Barcelona, en el cual estoy muy feliz y contento. Pero no depende solo de mí, depende del club también», concluyó.