Llegado a la disciplina culé desde el Fluminense a cambio de 6 M€ y cedido el pasado curso en el Niza después de pasar por el filial, el FC Barcelona estuvo muy cerca de cerrar ayer la venta del central brasileño Marlon al Newcastle. Sin embargo, después de no serle otorgado el permiso de trabajo en Inglaterra el jugador ha visto como se esfuma esta posibilidad.

Ahora, el FC Barcelona ha procedido a ampliar el contrato que le unía con el futbolista, el cual pasa de expirar en 2020 a 2022. Esto no impedirá, de cualquier modo, su adiós en calidad de cedido dada su plaza de extracomunitario. Sassuolo en Italia y Galatasaray en Turquía se presentan como las opciones más factibles.