Algo más de dos semanas después de sufrir una de las peores derrotas de su historia reciente (4-0 ante el Liverpool), el experimentado Gerard Piqué ha aprovechado una entrevista concedida a El País para analizar lo ocurrido en el choque que propició la dolorosa salida del FC Barcelona de la última edición de la Champions League.

«Con el primer gol, que fue muy rápido, inconscientemente te aparece la imagen de Roma. Luego llegaron otros dos muy rápido y ya se parecía demasiado a lo ocurrido hacía un año. Seguro que fue un bloqueo mental, pero también faltó fútbol. Faltó de todo. Y ellos apretaron muy arriba, muy intensos, Anfield también jugó su rol… No fuimos capaces. A veces pasa. Fue un día muy duro. Ha costado mucho levantarnos anímicamente porque pasaban los días y no te olvidabas de la derrota. Es una caída que va a perdurar en el tiempo. Pero hay que dar un paso adelante», explicó.

Por otro lado, al zaguero se refirió al posible desembarco de Antoine Griezmann en el Camp Nou -«Hace tiempo que no he hablado con él y ya veremos qué pasa», indicó- y aludió al momento en el que Leo Messi ponga punto y final a su carrera en el cuadro culé. «Cuando Leo se vaya lo sufriremos con total seguridad. Pero dependerá de cómo el club se adapta al cambio y cuánto tiempo quiere lamentarse», concluyó