A dos días vista del choque de Champions League que medirá a FC Barcelona e Inter de Milán, el centrocampista Rafinha ha concedido una entrevista a Mundo Deportivo en la que se ha referido al hecho de que el cuadro nerazzurro no llegó a ejecutar la opción de compra que tenía pactada en el contrato de cesión que meses había firmado con el equipo catalán.

Fue un verano movido, por la incertidumbre de qué iba a pasar, porque yo no tenía nada claro. «Las cosas fueron cambiando, pero yo también estaba en casa, con la tranquilidad de estar en el mejor equipo del mundo. ¿Dolido con el Inter? Dolido no es la palabra. Simplemente fueron unos meses en los que estuve muy bien, recuperando la confianza después de una larga lesión. Por el trato de mis compañeros y el de toda la afición me sentí muy a gusto, me trataron como en casa. Lógicamente, tal como sucedieron las cosas, no fue lo esperado», explicó.

Igualmente, el canarinho se refirió a su posible marcha del Barça durante el mercado invernal. «Voy a estar donde quieran que esté, lógicamente. Ahora solo tengo cabeza para estos meses con el Barça, que es lo que quiero. Si en enero no cuentan conmigo, pues lo mejor para mí y para ellos (el club) será una salida. Pero yo estoy feliz aquí. Cuando venga, si viene, ya se pensará. Quién sabe, a lo mejor me quedo. Para mí no existe el mes siguiente. Lo mejor que puedo hacer es centrarme en el Barça para entrenar como si me tuviera que quedar aquí 50 años», concluyó.