Tras el buen rendimiento que está mostrando el FC Barcelona junto con sus fichajes y las importantes victorias logradas en el inicio de la temporada, Robert Fernández, director deportivo culé, ha hablado sobre las nuevas contrataciones y sobre cómo se gestionó la marcha de Neymar.

«La marcha de Ney es una situación difícil, incontrolable para cualquier club y sobre todo en el momento en el que ocurrió. Si hubiera ocurrido un mes o dos antes habríamos tenido tiempo, pero en el momento en el que sucedió, si no hubiéramos tenido la tranquilidad, habríamos cometido algún error que nos habría llevado a precipitarnos. Hemos tenido calma y confiado en los jugadores que ya habíamos firmado y Dembélé», dijo el directivo en unas declaraciones que recoge el diario AS.