El cuadro azulgrana está pendiente de lograr la acotación o no de la llegada del centrocampista brasileño, lo que marcaría su actuación en el mercado. Desde Can Barça le ven como la pieza que le falta a su puzzle en la medular, y ante posibles salidas, su incorporación se traduce en prioritaria en vez de moverse por otro objetivo que pueda rellenar ese espacio en los 6 meses que restarían hasta que en enero Arthur se incorpore.

Por esto, y según Mundo Deportivo, el FC Barcelona planea otra carga de pretensiones a Gremio que puedan resultar los suficientemente estimulantes como para que estos adopten una postura a favor de su salida anticipada. El medio afirma que los blaugrana meditan introducir alguna cláusula extra en el pacto acordado que puede dejar una cantidad añadida para favorecer su incorporación.