«Cuando nos tocó el Manchester venía de eliminar al PSG y de hacer una gesta increíble. Desde el principio sabemos que es un rival complicado por la dinámica positiva en la que están. En casa presionan muy alto y de manera continuada con el apoyo del público. Pero supongo que veremos un partido con alternativas (...) Tienen argumentos para hacernos daño a nosotros y a cualquier equipo, por la entidad de club y por los jugadores que tiene. Tenemos que evitar que el partido se descontrole, porque tiene jugadores rápidos que con espacios nos pueden hacer sufrir». De esta forma ha analizado Ernesto Valverde el choque de cuartos de final de Champions League que mañana mismo mide a su equipo, el FC Barcelona, con el Manchester United.

Durante la rueda de prensa concedida con tal motivo, el preparador cacereño ha reconocido que no siente una presión especial por ser considerados favoritos - «La expectativa de todos los equipos es ganar. Que te consideren favorito o no, no es significativo para ganar mañana», indicó- y ha restado importancia al hecho de que Leo Messi haya sido nuevamente determinante en los últimos choques disputados por los suyos. «Vengo igual de tranquilo que antes. Messi es el jugador que es y entiendo a todos los entrenadores y jugadores contrarios, igual que nosotros pensamos que los rivales se pueden neutralizar. Leo siempre aparece», aseveró