A sus apenas 21 años, el joven talento Federico Chiesa se ha convertido en uno de los grandes nombres propios del mercado italiano. De este modo, varios son los equipos que han aparecido en escena en forma de posibles destinos para el jugador con vistas a la temporada que viene.

Entre las escuadras interesadas en el talentoso futbolista se encuentran Inter de Milán, Nápoles y Juventus, conscientes del notable presente y espectacular futuro que tiene frente a so. Mientras tanto, la Fiorentina se frota las manos. De hecho, y según destaca la Gazzetta dello Sport, el equipo ha tasado la salida del futbolista en nada menos que 80 M€.