Alastair Campbell, jefe de comunicación de Tony Blair, y amigo de Sir Alex Ferguson asegura para The Sunday Times que el extécnico del Manchester United estuvo ojeando a Franck Ribéry cuando el francés aún militaba en el Olympique de Marsella.

Asegura que solo 45 minutos le bastaron al técnico británico para olvidarse de Ribéry. «Alex estaba viendo el partido de Franck Ribery, el extremo del Marsella, pero en el descanso decidió que no era lo suficiente bueno para el Manchester United», aseguró Campbell.